fondo web1

  • Sarmiento perdia 2 a 0, y el partido fue suspendido

    Sarmiento perdia 2 a 0, y el partido fue suspendido

    CENTRAL NORTE CON GOLES DE LESMAN Y BLANCO DERROTABA A SARMIENTO DE LA BANDA POR 2 A 0, Y EL PARTIDO FUE SUSPENDIDO A LOS 39 MINUTOS POR AGRESIÓN AL DEFENSOR BETERETTE. Leer más
  • Sexta derrota de Central, que perdió con Platense 2 a 0

    Sexta derrota de Central, que perdió con Platense 2 a 0

    CON GOLES DE MARTÍNEZ Y MARCICH, PLATENSE EN EL MADRE DE CIUDADES VENCIÓ A CENTRAL CÓRDOBA POR 2 A 0, QUE LO DEJA MUY COMPROMETIDO CON EL DESCENSO. Leer más
  • Valioso empate de Mitre en Villa Crespo

    Valioso empate de Mitre en Villa Crespo

    EL AURINEGRO EMPATÓ CON ATLANTA 0 A 0 EN LA CONTINUIDAD DE LA FECHA 24° DE LA ZONA B DE LA PRIMERA NACIONAL. UN PUNTO QUE SIRVE DE MUCHO PARA MITRE. Leer más
  • 1
  • 2
  • 3

Tucumán de terror

Nuevamente los hinchas y drigentes de un club tucumano hicieron de la suyas en un espectaculo deportivo. ¿Hasta cuándo? es la pregunta de siempre.

 

Un verdadero caos vivió el plantel de Güemes en la ciudad de Tucumán, en el partido que debía disputarse ante Sportivo Guzmán por el cotejo de vuelta de las semifinales del Torneo Federal B de AFA.

Desde la llegada misma al estadio donde fue emboscado y sin ningún tipo de seguridad, el colectivo que transportaba al plantel sufrió la rotura de vidrios y del parabrisas donde los jugadores tuvieron que bajar para hacer frente una agresión feroz y cobarde por parte de más de 100 hinchas locales.

La zona fue liberada por completa, y más aún fue la historia cuando el plantel ingreso al estadio, que nuevamente fue recibido por los hinchas, simpatizantes y  los propios dirigentes que golpearon cobardemente a todos sus integrantes. En ningún momento hubo la seguridad necesaria y debieron soportar apretadas, agresiones en la previa, algo que sucede continuamente en la ciudad de Tucumán, y si no los ejemplos sobran: Lastenia- Instituto Santiago; Aguilares- Sportivo Fernández; Atlético Concepción- Mitre o Concepción FC- Central Córdoba, y la lista es interminable.

Una vez adentro en el estadio de Sportivo Guzmán, al ingresar los equipos al campo de juego, desde el sector local, arrojaron bombas de estruendos, y una cayo muy cerca del golero Germán Montenegro, que sintió el fuerte impacto y cayo desmayo al suelo, con pérdida de conocimiento, y lo peor todavía, la única ambulancia que había en el estadio se fue sin poder atenderlo al jugador Gaucho, en una clara inoperancia dirigencial.

Creemos que más allá de un espectáculo deportivo, la seguridad y la integridad de un ser humano es lo primordial, de nada le intereso al profesional de la salud lo que le sucedia en ese momento al futbolista.

De ese momento se pudo vivir un caos en tierra de nadie. Los futbolistas Gauchos recibieron amenazas verbales y físicas a cada instante, en cada lugar y los jugadores fueron “atrincherados” en una vestuario precario, donde por más de dos horas y medias estuvieron encerrados, y jamás el jugador lesionado, tuvo la atención necesaria.

En el ida y vuelta, en el que partido se jugaba o no, el inoperante juez salteño Gustavo Gómez, que tenía un pánico total (miedo es la palabra exacta), decidió después de 150 minutos, “apretados” por los mismos directivos tucumanos a resolver la cuestión.

El desacreditado juez salteño hizo más de 20 llamados a todos lados, y nunca decidió la suspensión del partido por la presión y la provocación latente de los directivos de Sportivo Guzmán. Mientras tanto, los presidentes de ambos clubes tuvieron una “pelea mediática” de alto contenido, donde jamás llegó la respuesta adecuada, ni muchos menos la solución al espinoso y lamentable episodio.

A las 19.45, después de dos horas y 45 minutos, la terna arbitral compuesta por Gustavo Gómez y los asistentes 1-2: Pablo González y Pablo Brum (anótelo muy bien para que nunca más puedan dirigir a los equipos santiagueños), decidieron con los dirigentes locales llevar a un sanatorio privado cercano al estadio a Germán Montenegro que fue acompañado por el capitán Hugo Villalba y el Dr. Ariel Petinicchi para tener un diagnóstico claro de la lesión.

Después vino lo peor y lo que se esperaba. El plantel de Güemes salió del estadio de la peor manera, como unos “delincuentes”, y fueron escoltados por la precaria policía provincial, pero antes debieron soportar empujones y más agresiones de cerca de 400 hinchas de Sportivo Guzmán.

Ahora depende del Consejo Federal de AFA que está bastante sensible últimamente. Los medios tucumanos y también los directivos de Sportivo Guzmán en todo momento indicaron que Germán Montenegro fingía la lesión, y a toda costa intentaron jugar el partido, que por muy poco, casi salen con la suyas.

La maldita violencia volvió nuevamente al fútbol y especialmente a un partido entre tucumanos y santiagueños. El rol de los dirigentes es infundada, jamás garantizaron el espectáculo deportivo y a lo “guapo” quisieron ganar la llave, inclusive, comentaron de que propiciarán una demanda contra la entidad “Gaucha”.

Tanto Germán Montenegro, como Maximiliano Díaz, Jorge Detona, Pablo Escobar, Hugo Villalba y Javier Peyla entre otros, fueron amenazados con armas de fuego en la batahola, lo que sin dudas, creó momentos de zozobra, y lo mismo sucedió con los periodistas deportivos de nuestra provincia que vivieron en carne propia una verdadera odisea. ¿Hasta cuándo?, es la pregunta. Solamente esperamos una pena ejemplificadora, para que estos imbéciles disfrazados de hinchas y dirigentes de fútbol no vuelvan nunca jamás a una cancha de fútbol.

 

 

FUENTE: ABC- FOTOS: GAUCHO PASIÓN- FUTBOLERO.COM

 

 

 

#SECCOMPARTE

Galería de Fotos

premio argentina

 

Anuncios

ciudad obras

anicar

bramar

Aviso